La gran importancia que se tiene al realizar un buen control integral de plagas; es permitir alimentos, áreas, etc libres de contaminación que favorecen ausencia de enfermedades.

La realización de un control integral de plagas comprende varios factores siendo cada uno de ellos fundamentales para el éxito, ya que una aplicación sólo empleando productos químicos sin tener en cuenta las circunstancias que rodean al área a tratar pueden provocar problemas colaterales como la ineficacia del tratamiento, contaminaciones del medio por uso excesivo de plaguicidas, resistencias en las plagas tratadas, enfermedades.

Por todo lo descrito anteriormente, ECOLOGÍA Y PLAGAS recomienda a sus clientes todas las medidas preventivas que se puedan adoptar para controlar cualquier tipo de plagas en el interior de sus instalaciones, (por ello el personal técnico de ECOLOGÍA Y PLAGAS está en continua formación), así como analizar las condiciones ambientales que rodean al lugar, situación de la gestión de residuos, estado de los posibles accesos de las plagas al interior de las instalaciones (sumideros, ventanas, puertas, etc)…, para así controlar estos aspectos y poder minimizar el uso de plaguicidas.